Blog Orihuela Turística

#OrihuelaTeEspera

Virgen de Monserrate, patrona y seña de identidad de Orihuela

el 9 de septiembre de 2020

Hablar de Orihuela para dar a conocer su esencia y sus señas de identidad requiere deleitarse con una amplia mención a una de sus figuras más ilustres, queridas y destacadas: la Virgen de Monserrate, patrona de Orihuela, desde 1633, junto a las santas Justa y Rufina. Y precisamente, es el 8 de septiembre el día grande en el que la ciudad celebra las Fiestas en su Honor.

Tradicionalmente, los actos conmemorativos incluyen el traslado de la imagen, en romería, desde su Santuario hasta la catedral, donde permanece unos días presidiendo la capilla mayor. Durante estos días se celebra una novena y un besamanto, al que acuden cientos de personas a manifestarle su devoción. El día 8, como decimos, es el día grande, después de la misa, oficiada por el Obispo de la Diócesis, se celebra una procesión con la imagen por el centro de la ciudad, hasta culminar los festejos con el regreso de la patrona a su iglesia.

Este año, dadas las circunstancias extraordinarias que nos ha traído este 2020, las fiestas tienen el siguiente programa de actos:

#OrihuelaTeEspera

#OrihuelaTeEspera

#OrihuelaTeEspera

*Puedes conocer los detalles del programa de ACAMDO pinchando aquí.

*Para conocer más sobre la U.L.O. (Unión Lírica Orcelitana), podéis consultar el siguiente enlace: https://bit.ly/3hNOQek y https://m.facebook.com/unionliricaorcelitana/

#OrhuelaTeEspera

La proclamación de la Virgen de Monserrate como Patrona de Orihuela se produjo el 1 de agosto de 1919 por el Papa Benedicto XV, a petición del Ayuntamiento, que también concedió la Coronación Canónica el 31 de mayo de 1920.

Por esos motivos, desde el 31 de mayo de 2019 se están desarrollando diversos actos conmemorativos de ambas efemérides que se prolongarán hasta el mes de septiembre de 2020, culmen de las fiestas en honor a la Patrona y de sus dos centenarios.

Como veis, la celebración de este año mantiene toda la esencia de la devoción por la Patrona, y por ello queremos aprovechar para acercarnos a la fascinante historia y tradición que ha rodeado durante siglos a Nuestra Señora de Monserrate:

Según cuentan las leyendas… la primitiva imagen de la que sería Patrona de la ciudad de Orihuela fue traída por los godos y era conocida antiguamente como Virgen de la Puerta –por hallarse su iglesia en una de las salidas de la ciudad–, aunque otra versión cuenta que la imagen fue esculpida por S. Nicomedes y traída a Orihuela por S. Trifón, discípulo del Apóstol Santiago el Mayor, hacia el año 613, en época visigoda, para ser venerada en la antigua parroquia de S. Julián.

Al comienzo de la dominación árabe, y gracias al Pacto de Teodomiro (año 713), los cristianos de Aurariola, podían ejercer pública y libremente su fe cristiana, pero hacia el año 792 esos privilegios y libertades empezaron a mermar para quedar relegados a la zona del Arrabal Roig. Los cristianos, temiendo que la imagen fuese destruida, decidieron ocultarla bajo la campana de la iglesia de S. Julián en la peña oriolana.

La ocultaron tan bien que permaneció escondida durante cientos de años sin que pudieran dar con ella, por mucho que la buscaron, hasta que finalmente fue hallada en el año 1306, ya bajo dominio cristiano, en circunstancias extraordinarias: durante tres días seguidos los vecinos oyeron los sonidos de una campana que procedían de la peña. Alertados, acudieron, y la encontraron debajo de una campana en la que se conoce como Cueva del Hallazgo. Y en este punto, el templo actual fue reedificado en el siglo XVIII.

La imagen original de la Virgen debió de ser una talla de transición del románico al gótico realizada entre los siglos XIV y XV. La Virgen mantiene una postura inmóvil, con un rostro inexpresivo y mirando al frente, más propio de las representaciones románicas. Jesús aparece bendiciendo a su pueblo con la mano derecha y en la izquierda porta el fruto de la vida.

No obstante, esta talla se perdió en la Guerra Civil, y en 1941 el escultor Sánchez Lozano realizó otra imitando a la anterior, en madera de ciprés policromada y estofada, reutilizando partes de otra imagen anterior del s. XIII, como el rostro y las manos de la Virgen de Monserrate que había en el barrio de la Puerta Nueva. El niño Jesús que lleva entre sus brazos se tomó de un San Antonio del s. XVIII, propiedad de la familia Moreno Cirer.

A lo largo del s. XVIIl la devoción hacia la Virgen de Monserrate fue creciendo, y muestra de ello es la difusión de sus grabados, la realización de numerosas rogativas y acciones de gracia, interés de familias de clase social alta por enterrarse o fundar capillas y las donaciones que se realizan para aumentar y engrandecer el ajuar de la Virgen.

Por la profunda devoción que iba creciendo en torno a la Virgen, la ciudad pidió ayuda divina ante diferentes plagas, epidemias o inundaciones, y sacaba a la Virgen en rogativa. Con ello, se acrecentó el cariño y el fervor hacia ella del pueblo de Orihuela, al que la Virgen correspondía protegiendo y obrando milagros.

Dada la gran piedad que se desarrolla en torno a la Virgen de Monserrate, podemos encontrar numerosas representaciones de ella, entre las que podemos destacar la Virgen de la calle Arriba (actual calle Miguel Hernández), la de la calle de la Mancebería, así como las esculturas de colecciones particulares, y sus numerosas representaciones pictóricas o en azulejería.

Orihuela incluso contó con una caja de ahorros local que llevaba su nombre ‘Caja de Ahorros y Socorros y Monte de Piedad de Nuestra Señora de Monserrate’ que también realizaba una reproducción de la imagen para todas sus sucursales.

#OrihuelaTeEspera

Tal ha sido, tradicionalmente, la devoción y fervor hacia ella por toda la ciudad y la comarca, que la Virgen de Monserrate también es patrona de las pedanías de Hurchillo y Torremendo, así como de Daya Vieja. A principios del s. XIX se decidió construir un nuevo santuario, un lugar digno donde todos sus fieles pudieran dirigirse a la que consideraban madre y protectora de todos los oriolanos.

Como decíamos, la Virgen llegó a alcanzar tanto prestigio, que se la nombró patrona de la ciudad junto a las Santas Justa y Rufina. Los oriolanos ya no solo acudían a ella para suplicarle en casos de necesidad, sino también para darle gracias y festejarla por los favores recibidos.

Como se puede comprobar, la imagen de la Virgen de Monserrate está estrechamente unida a Orihuela y a su gente, y tiene una larga historia que impregna con sus vestigios esta bella ciudad. A nosotros nos ha encantado compartirla hoy con vosotros y te invitamos a visitarnos y a conocer la historia viva de la Patrona. Orihuela Te Espera.

*Para más información sobre la Patrona de Orihuela, puedes consultar la cuenta oficial de la M.I. Archicofradía de Ntra. Sra. de Monserrate en el siguiente enlace:

https://www.facebook.com/archicofradiantrasrademonserrate/

orihuelaturismoVirgen de Monserrate, patrona y seña de identidad de Orihuela

Entradas relacionadas

Échales un vistazo a estas entradas...