Blog Orihuela Turística

Repostería Medieval #OrihuelaTeEspera

La repostería medieval: el más dulce legado gastronómico y cultural de Orihuela

el 22 de julio de 2020

 

Repostería Medieval #OrihuelaTeEsperaHoy queremos hacer un alto en el camino de nuestro viaje por Orihuela para pararnos a conocer y a degustar una de las señas de identidad de su cocina: la repostería oriolana, con seña inequívocamente medieval, hecha con ingredientes 100% naturales.

La repostería en la Vega Baja siempre ha estado muy ligada a la religión, como lo demuestra el hecho de que ya en el año 1700 se creara un Gremio de pasteleros, panaderos y horneros vinculados estrechamente a las cofradías de Semana Santa.

El saber hacer de las monjas en los Conventos de Clausura de la ciudad ha pasado de siglo en siglo para llegar a la actualidad intacta en un legado culinario excepcional de Orihuela y sus alrededores.

Hoy día, tanto los propios Conventos de Clausura como las pastelerías y confiterías oriolanas son dignas herederas de esta tradición artesanal medieval. Hagamos un repaso por algunas de las deliciosas recetas que componen la repostería típica de nuestra ciudad:

Almojábanas

Se trata de un plato de origen árabe que se elabora a base de harina, aceite y huevo. Sin embargo, el ingrediente estrella de este dulce es la miel con la que se bañan estas rosquillas una vez cocidas y enfriadas. Antaño, era un postre típico en las celebraciones de la fiesta de San Antón, pero en la actualidad se toma de forma habitual todo el año.

Las pellas

Son una tentación culinaria que realizan únicamente las monjas Agustinas del Monasterio de San Sebastián en Orihuela, en torno a la Semana Santa. Se elaboran con una harina de trigo especialmente refinada, conocida como flor de almidón, leche, huevo, agua, limón y canela.

Los Chatos

Estas delicias también son una especialidad de un convento, el de las Hermanas Dominicas de Orihuela, unos pastelillos elaborados con azúcar, claras de huevo, harina de fuerza y manteca de cerdo, y rellenos con una masa hecha con frutas y vino.

Pasteles de Gloria

Su nombre original es “Tetas de monja”. Son unos pastelillos de merengue que se tuestan en el horno, de claras montadas y azúcar y que encierran en su interior un bizcocho bañado en yema confitada.

Toñas de Pascua

Uno de los dulces más populares de la Semana Santa en Orihuela y en la Comunidad Valenciana. Los ingredientes básicos son harina, leche, levadura, azúcar, huevos, aceite, ralladura de limón y sal.

Huesos de Santo

Los huesos de santo tienen una forma alargada y cilíndrica con un textura similar a la del mazapán, blandos y ligeros, y se consumen tradicionalmente desde hace siglos el día de Todos los Santos. Tienen un claro origen árabe, como la mayor parte de los dulces elaborados a base de almendras, miel y azúcar, en España.

Bolas de San Antón

Esferas de caramelo elaboradas de forma artesanal con azúcar, agua y cremor (bitartrático potásico). Estos dulces están vinculados a las tradicionales fiestas del barrio de San Antón de Orihuela.

Yemas

Estos pequeños bocados de cielo son uno de lo dulces más famosos de la repostería conventual de la Vega Baja y del conjunto de España. Su composición no podría ser más sencilla, ya que consta solo de cuatro ingredientes que son mezclados con la sabiduría ancestral de la buena cocina: yema de huevo, agua, azúcar y piel de limón.

Acaramelados
Típicos de la Semana Santa, también son conocidos como “caramelos del Caballero Cubierto». Se elaboran de forma artesanal metiendo bolas de avellanas y yema en cazos llenos de caramelo.

Sin duda, un placer divino a tu alcance. Orihuela te espera este verano ¿te lo vas a perder?

Repostería Medieval #OrihuelaTeEspera

orihuelaturismoLa repostería medieval: el más dulce legado gastronómico y cultural de Orihuela

Entradas relacionadas

Échales un vistazo a estas entradas...